Organización Swiss Andina Turismo

BLOG


Experiencias, tips de viaje, noticias

10 razones para viajar a Marruecos

  • 14 agosto 2018
  • Autor: Swiss Andina
  • Número de visitas: 265
  • 0 Comentarios

Guía de viaje a Marruecos

Bandera Marruecos
Capital: Rabat
Idiomas: Árabe, lenguas bereberes, francés y español
Moneda: Dirham Marroquí

 

Si Marruecos está en tu lista de viajes seguramente ya has tenido algún acercamiento con esta cultura, y antes de darte las razones para emprender tu viaje, queremos asegurarnos que sabes que vas a vivir una experiencia cultural en un país musulmán.

Marruecos es la puerta de entrada al maravilloso continente africano, y es un punto de contraste entre los azulejos de sus fachadas, ciudades monocromáticas y la magia de un gran desierto.

Marruecos está separado de Europa solo por el Estrecho de Gibraltar, es la puerta de entrada al continente africano y llegar allí desde el sur de España es realmente sencillo. Las Mezquitas, los Hammam (baños públicos), las Madrazas (escuelas o universidades), las Medinas (barrio antiguo árabe “mercados”), se hacen presentes en las ciudades marroquís que también tienen un color característico.

Lugares como Fez, Marrakech, Meknes y Rabat son coloniales, mientras que Casablanca y Tánger son comerciales, todas deberían estar contempladas en tu itinerario. Aquí, la lista de 10 buenas razones por las que deberías dar un paso más hacia Marruecos.
 

 

1. Visitar Djemaa el-Fna en Marrakech


Visitar Djemaa el-Fna en Marrakech

Una de las visitas obligadas cuando estas por las tierras de los Leones del Atlas, es ir a la plaza principal de Marrakech, en donde el espectáculo comienza a las 8 de la mañana con los vendedores de jugo de naranja, algo que te recomendamos probar porque son increíblemente dulces.

Más entrada la mañana, la plaza se va poblando de encantadores de serpientes, domadores de monos, músicos, malabaristas, artesanos, comerciantes que te venden todo tipo de elementos y muchos puestos de comida.

Una de las cosas que debes tener en cuenta es que esta ciudad es de las más visitadas por millones de turistas que todos los años viajan a Marruecos, así que muchos pobladores querrán atenderte y darte dádivas sin supuestamente recibir nada a cambio, pero te sugerimos no confiarte ya que casi siempre están en busca de unos cuantos Dirham al venderte algo.


 

2. Asombrarse y dejarse perder en los callejones de Chefchaouen


Chefchaouen

La ciudad azul, sería un buen apelativo para Chefchaouen, ya que la totalidad de las casas están pintadas de este color porque para ellos evita las malas energías. Al inicio lo dijimos, una de las características de Marruecos es que sus ciudades son monocromáticas, por eso a Chefchaouen la caracteriza el azul, mientras que a Marrakech el rojizo.

La ciudad tiene su encanto y perderse por sus callejones es una de las actividades que se debe hacer cuando se está visitando la ciudad que se conoce como el paraíso de la montaña.

Hay que mencionar algo que llama mucho la atención de esta parte de Marruecos, y es que la ciudad de Chefchaouen está rodeada de cultivos de lo que se conoce como el hachís, pero no tienen una cruda violencia ya que a los pobladores de esta región se les permite cultivarla y fumarla porque es algo que hace parte de la cultura de la ciudad.

Chefchaouen significa los cuernos de la montaña, así que si esta ciudad está incluida en el recorrido que vas hacer por Marruecos debes buscarle los cuernos a la montaña.

 


 

3. Interactuar con culturas como los Bereberes

Bereberes

Se estima por estudios que se han realizado que la mayoría de los actuales pobladores de las islas Canarias (España), los tunecinos, los libios y los marroquíes tienen antepasados de la antigua etnia Berebere.

Berebere, que significa “hombres libres”, fueron llamados por los griegos: libios; por los egipcios: mashauash; por los romanos: numidios o mauritanos y la Europa medieval los encasilló como moros.

Es atractivo cuando se está visitando Marruecos, el poder interactuar con este tipo de culturas ya que su forma de escribir es bien extraña para quienes no estamos acostumbrados a estas figuras. La mayoría de los bereberes son musulmanes y su lengua perdura porque hoy en día es una de las más habladas entre los pobladores marroquíes.

La gastronomía Berebere se suele confundir con lo que se conoce como la comida Mediterránea, y algunos de los platos más tradicionales en Marruecos como el tayin, tienen origen en la cultura Berebere, y hay quienes aseguran que también el cuscús tiene aquí su origen.

 


 

4. Montar en camello y dormir en el desierto

Montar en camello

Otra de las actividades que no te puedes perder cuando estás visitando Marruecos, es ir al desierto del Sahara, este majestuoso espacio natural en donde podrás vivir la experiencia de hacer un trayecto en camello y sortear las dunas imaginándote que este era el recorrido que tenían que hacer en la antigüedad para comercializar los elementos principales y para la supervivencia de muchas de las tribus que habitaban África.

En las noches existe la posibilidad de pernoctar en el desierto y tener un avistamiento del cielo estrellado y hacerte la pregunta “¿estamos solos en este universo?”, de ser cierto que estamos solos, qué espacio tan mal aprovechado.

 


 

5. Perderse en las Medinas

Perderse en las Medinas

Todas las ciudades en Marruecos tienen una Medina. En la antigüedad las Medinas eran unas fortificaciones donde se desarrollaban las ciudades, el comercio, las viviendas, las madrazas, los hamman y todo aquello que se necesitaría para la vida normal de los marroquíes.

Hoy en día suelen ser la parte antigua de las ciudades y están repletas de laberintos ya que no existía planificación para la construcción. Por lo general todas tienen una plaza grande en el centro donde actualmente se concentra el comercio y puedes encontrar el souvenir ideal para traer un recuerdo inolvidable del viaje a Marruecos.

La Djemaa el-Fna en Marrakech, que referenciamos en el primer punto, es quizá la principal Medina de Marruecos.

 


 

6. Marruecos país musulmán

Marruecos país musulmán

Una de las primeras conclusiones que se puede sacar cuando se está visitando Marruecos, es que este es un país culturalmente musulmán más no religiosamente musulmán. Es común encontrar en las calles mujeres con burkas, oír los llamados para la oración que salen de los minaretes de las mezquitas y encontrar escritos del Corán en algunas de las paredes de las edificaciones.

Sin embargo, no es una política de estado vivir bajo esta religión y hay ciertas libertades como encontrar alcohol en bares y algunos restaurantes y que la mujer tenga un papel un tanto más protagónico en la sociedad frente a los otros países musulmanes.

Uno de los lugares más icónicos de Marruecos es La Mezquita Kutubía, que tuvo que ser construida dos veces por que en la primera construcción la parte central no estaba dirigida hacia la Meca, lo que hacía que no fuera un lugar sagrado para la oración. La mala noticia es que si no eres musulmán, solo puedes verla desde afuera, porque cuando el territorio pertenecía a Francia, se creó una ley que aún sigue vigente y dice que quien profese una religión diferente no puede acceder a estos templos.

 


 

7. Visitar las gargantas del Todra y Dadés

gargantas del Todra y Dadés

Marruecos es un país con muchas maravillas naturales, entre ellas los Montes Atlas, de los cuales se dice que las gargantas Todra y Dadés eran el cerebro.

Estos paisajes rocosos que permiten ver diferentes colores en la montaña, donde predomina el rojizo, se prestan mucho para hacer senderismo o trekking y recorrer los lugares que son bañados por el río Dadés.

Divisar la carretera desde lo más alto es poder ver una serpiente que abraza la montaña por la cantidad de curvas que tiene; contemplar el paisaje con sus formaciones rocosas y ver ese valle exuberante que se vuelve verde junto al río, es el verdadero valor experiencial de visitar las gargantas de Marruecos.

 


 

8. Gastronomía Marroquí

Gastronomía Marroquí

La cocina en Marruecos es una tradición que por décadas pasa de madre a hija, conservando los secretos de la culinaria y haciendo de esta una de las cocinas más especiales de África.

Para iniciar debes tener presente el proverbio y regla de la cultura marroquí para que no vayas a pasar por grosero “Durante la comida no se habla”.

Actualmente los platos marroquís están muy influenciados internacionalmente por las cocinas Mediterráneas, por la tradición de los bereberes y las tradiciones arábicas. Su plato más típico es el Tajín, un estofado de carne de cordero o pollo servido en un plato de barro que tiene una tapa del mismo material en forma de triángulo, pero que su base es circular para guardar el calor.

Si vas a Marruecos y no pruebas este plato es como si no hubieras estado nunca, cabe recordar que, según la tradición y las ciudades, el Tajín es preparado de muchas formas. Ten presente que el cuscús es un plato originario de los bereberes, es una sémola del trigo que se prepara con vegetales, garbanzos y carnes rojas y ha sido uno de los platos tradicionales que ha viajado por el Mediterráneo y por el mundo con sus variaciones y sin duda es otro de los obligados a probar cuando se viaja a Marruecos.

 


 

9. Casablanca, la ciudad occidental en Medio Oriente

Casablanca

No esperes que esta ciudad sea lo que está en tu mente sobre Marruecos, porque es quizá la ciudad más occidentalizada que podemos encontrar en el país, una mezcla de arquitectura colonial y con una forma de vestir que no sigue las tradiciones musulmanas y en donde podremos encontrar restaurantes de cadena de marcas americanas.

Sin embargo, no deberías descartar Casablanca de tu itinerario, porque allí encuentras la gran Mezquita Hassan II, que es el único templo que se puede recorrer en su interior en Marruecos. Esta majestuosa construcción finalizó en 1993, tiene el segundo minarete más grande de todas las Mezquitas, después del de la Meca, y en la parte superior hay un láser que apunta a la Meca y se puede ver desde 35 kilómetros a la redonda.

Se estima que en la gran Mezquita Hassan II caben alrededor de 90.000 personas y su construcción tuvo un valor de 800 millones de dólares, el techo es desplegable y su piso en mármol tiene calefacción.

 


 

10. Hammam un baño Marroquí

Hammam

Las culturas árabes han tenido como tradición usar el baño como punto de reunión, por costumbre estos baños son al vapor (como los baños tipo turco que conocemos en occidente) y tienen por objetivo asear y relajar el cuerpo.

El componente arquitectónico en estos baños es bien importante, porque por diferentes lugares del país se encuentran edificaciones que son diseñadas específicamente para estos. Ese aspecto les da un toque muy especial y los hace dignos de visitar como parte de los atractivos turísticos.

En Marruecos, como en varios de los países árabes, se encuentran baños de todos los precios, algunos incluso cuentan con lujos extremos, pero la invitación es a que vivas una experiencia de estas, sin importar el baño que elijas, lo importante es conocer una de las tradiciones más antiguas de Marruecos.

 


 

Esperamos que esta guía te ayude a dar un paso más, uno que te ponga más cerca de Marruecos, un destino donde estamos seguros podrás vivir un viaje de ensueño por uno de los países más encantadores de África. Déjanos tus comentarios y síguenos en redes sociales para seguir entregándote más datos de tus destinos favoritos.

Estos son nuestros planes para conocer Marruecos:

Marruecos Kasbahs y Oasis

Luna de Miel en Marruecos

Marruecos de Lujo

Marruecos y el Gran Sur


 

Print

Dejar un comentario

Nombre:
Email:
Comentario:
Agregar comentario

Your name
Your email
Subject
Enter your message ...
x






Ponte en contacto con
Swiss Andina:

«septiembre de 2018»
lu.ma.mi.ju.vi.sá.do.
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
1234567
 

Suscríbete para conocer más experiencias Swiss

MEDELLÍN: +57(4) 313 2544   Carrera 43A No. 16 Sur - 47 local 102
Registro Nacional de Turismo: #518
BOGOTÁ: +57(1) 492 6080   Carrera 10 # 97A - 13 Trade Center oficina 406
Registro Nacional de Turismo: #519

HORARIOS DE ATENCIÓN

Oficina principal:
Lunes a Viernes 8:00 a.m. - 6:00 p.m.

Tenemos disposición de números celulares en aeropuertos para atención las 24 horas del día.

> Aeropuerto José María Córdova:  (311) 390 2279.
   Registro Nacional de Turismo: #8764
> Aeropuerto Enrique Olaya Herrera:  (310) 835 8167
> Aeropuerto El Dorado Bogotá:  (312) 350 2178 - (312) 306 6217

Políticas de privacidadCláusulas de responsabilidadDerecho de retractoPolíticas de servicioPolíticas del sistema de gestiónCompromiso sostenible

© | Todos los Derechos Reservados

 

Top